Tendencias Climáticas Para Enero Febrero y Marzo 2002

Mario Bidegain      Ruben Mario Caffera
bidegain@fcien.edu.uy
caffera@fcien.edu.uy

31 de diciembre de 2001.


TRIMESTRES ANTERIORES
OCT-NOV-DIC/2001
JUL-AGO-SET/2001
ABR-MAY-JUN/2001
ENE-FEB-MAR/2001
OCT-NOV-DIC/2000
Escenario Previo General

Sobre el territorio uruguayo, las lluvias fueron muy abundantes durante el mes de octubre (tal como anunciado en las tendencias para la primavera), excepto en el extremo norte del País. Los montos acumulados fueron en general más importantes en la faja central. De los puntos de intercambio mundial de información meteorológica (10), destacamos: 320 mm en Paso de los Toros y 305 mm en Young. En ese mes la temperatura tuvo un desvío medio de + 1,8 ºC para todo el País. En noviembre se registraron totales mensuales menores que en octubre, pero al Sur del Río Negro fueron igualmente importantes, cercanos al doble de lo normal. Se destacan Cerro Largo y Florida con 230 mm mensuales. La temperatura en ese mes se situó en el entorno de lo normal para la época (8). Por último, diciembre se caracterizó por un descenso importante en cantidad y frecuencia de las lluvias, con temperaturas más bajas que lo normal salvo la última semana. Para todo el trimestre octubre-noviembre-diciembre, el resumen climático indica precipitaciones por encima de lo normal, destacándose significativamente altos los valores trimestrales del centro del País: Young 510 mm, Paso de los Toros 470 mm y Durazno 450 mm (ver mapa Nº 1). El promedio térmico trimestral resultó "normal" excepto en el norte y el noreste en donde terminó con ligeros desvíos positivos.

Hacia abril de 2001 había finalizado el tercer año consecutivo con episodio de fase fría ("La Niña") en el Pacífico Ecuatorial. Pese a algunos atisbos de cambio hacia una fase caliente ("El Niño) en mayo y agosto, las observaciones en el sistema climático en esa región muestran claras señales de permanecer en la actual fase neutra al menos hasta el comienzo del próximo otoño del Hemisferio Sur. Es de señalar que la mayoría de los modelos experimentales, que tienen entre otros objetivos proyectar el devenir del fenómeno El Niño - Oscilación Sur (E.N.S.O., ver información institucional en las REFERENCIAS ELECTRONICAS más abajo), habían previsto en sus simulaciones el comienzo de un "El Niño" 'moderado': primero desde el otoño pasado, y luego desde finales de invierno. Sin embargo, ello no ocurrió así. Ahora, las simulaciones numéricas proyectan la continuidad de la fase neutra hasta al menos abril del 2002. (Esto aparece en 10 de 12 modelos disponibles al público. Esos modelos, si bien experimentales, representan el estado actual del conocimiento y son utilizados parcialmente como guía, a veces. Un modelo norteamericano mantiene su prognosis de fase "La Niña", y un modelo europeo lo contrario: "El Niño" - fase cálida - para abril).

Desde comienzos de junio, y hasta los primeros días de diciembre, persistieron importantes anomalías calientes en la temperatura superficial del Atlántico, desde el norte de las Islas Malvinas hasta el Golfo de Santa Catarina. Ello favoreció que las muy recurrentes perturbaciones generadas en el Pacífico Sur, al desplazarse hacia el este, generaran repetidamente ciclones sobre el océano al norte de la desembocadura del Río de la Plata, manteniéndose los centros de alta presión en una posición muy austral. Todo ello contribuyó a tener vientos del este sobre Uruguay con una frecuencia inusual para invierno y primavera, lo que dio como resultado las altas temperaturas del invierno. Ello también fue la causa de las muy abundantes lluvias ocurridas durante el período junio-noviembre.
 
 

Mapa N°1 Desvíos de precipitación, trimestre Octubre-Diciembre 2001(datos hasta el 27/12/01 a las 12 UTC) Fuente: información Sinóptica y Climática de libre intercambio mundial emitida por la Dirección Nacional de Meteorología del Uruguay.

 Hipótesis de trabajo

Durante la estación de verano, en el norte de Uruguay ocurre el pasaje -e incluso la generación- de sistemas de tiempo severo, muchas veces asociados a desarrollos convectivos en forma de células aisladas o bien agrupadas en forma de complejos convectivos de mesoescala (sigla en habla inglesa: MSCC). La precipitación originada en estos complejos convectivos es la parte mayor del total estacional sobre esa parte del territorio. Una contribución a la generación de estos sistemas es el fuerte calentamiento superficial, provocando frecuentemente temperaturas máximas diurnas superiores a los 30°C. Por otra parte, en esta época del año, los sistemas de viento normalmente traen, desde las fuentes de humedad atmosférica para la región (Océano Atlántico, El Pantanal, etc.) grandes cantidades de "materia prima" (agua), lo que facilita la convección profunda y la intensa precipitación posterior. En la región al Sur del Río Negro, por su parte, la convección mayor ocurre en situaciones pre-frontales, cuando los sistemas individuales del frente polar se estacionan al Sur de las pampas argentinas. Frecuentemente, esta convección se organiza en territorio oriental en forma de líneas de inestabilidad. Algunas de las nubes de tormenta que las componen, pueden a veces estar acompañadas de manera discontinua por tornados y granizo. Las líneas de inestabilidad suelen avanzar luego más al norte, tanto sobre el resto de Uruguay como sobre territorio argentino y brasileño.

En Uruguay, las cantidades de lluvia están distribuidas de manera ligeramente desigual a lo largo del año, siendo en la mayoría de los años marzo y abril los meses con mayores precipitaciones, sobre todo al norte del Río Negro, salvo sobre la Cuenca de la Laguna Merín y el Sector Atlántico, en donde los máximos suelen darse en agosto y setiembre. Se ha mencionado ya el carácter transicional del clima del territorio uruguayo (ver Tendencias Climáticas anteriores), lo que provoca una gran variabilidad de un año a otro (1, 2). Parte de esta variabilidad se asocia al fenómeno El Niño - Oscilación Sur (E.N.S.O.)(2, 3, 4, 5, 7). Parte también, a forzantes energéticos terrestres, oceánicos y atmosféricos sobre el Pacífico Sur, sobre Sudamérica y también sobre el Atlántico Sur. Durante el verano, estos forzantes suelen ser más determinantes que el fenómeno ENSO. Algunos estudios al respecto se están comenzando a llevar a cabo en centros de investigación meteorológica y climática de la Universidad de la República (9, 11). Lo que sigue está construido bajo la hipótesis de existencia de la actual Fase Neutra del Fenómeno ENSO, y su persistencia hasta por lo menos abril de 2002, y bajo la evolución más probable, en términos conceptuales, de las condiciones sobre el Atlántico Suroccidental.

Se toman como referencia estadística, las series mensuales del período 1950-1999 de las siguientes localidades, para el caso de la lluvia: Artigas, Salto, Rivera, Paysandú, Mercedes, Paso de los Toros, Melo, Estanzuela (Colonia), Carrasco (Aeropuerto), Treinta y Tres y Rocha. Para el comportamiento de la temperatura del aire, las referencias son las estaciones meteorológicas situadas en Artigas, Paysandú, Estanzuela (Colonia), Carrasco (Aeropuerto), y Treinta y Tres.

Escenarios más probables de precipitación y temperatura

En el trimestre ocurren precipitaciones dispersas por convección local, o por los sistemas organizados explicados en la sección anterior, principalmente durante enero y febrero. Por ende estudios puntuales del campo de precipitación pueden no ser muy significativos de lo que ocurra en toda el área. Por otra parte, los valores mensuales de lluvia en los meses de verano asociados a eventos "fase neutra" en el Pacífico, para las localidades estudiadas, presentan valores típicamente similares a los históricos de referencia. Además, durante enero y febrero se observa una pérdida de señal del fenómeno ENSO sobre toda la región (especialmente en enero).

No obstante, discriminando por meses es posible encontrar algunas diferencias subregionales. Para enero, en Salto hay una ligera tendencia a totales inferiores a lo normal(7). En febrero esa tendencia se revierte en Artigas, Paso de los Toros y Treinta y Tres, con valores estadísticos ligeramente superiores a lo normal. Asimismo, en marzo, las estadísticas indican para Artigas, Rivera y Melo valores ligeramente mayores a lo normal, sin que todo ello sea muy significativo.

Otra variable de interés en múltiples actividades, es el número de días en los cuales se distribuye la precipitación total mensual. Al respecto, es de mención que para enero, existe una tendencia, consistente en todo el territorio aunque con baja significación estadística, de que hayan menos días con lluvia que lo normal (7).

Las estadísticas del campo térmico, sobre el territorio uruguayo presentan una señal característica (8) en el bimestre enero-febrero en el sentido de desvíos positivos en situaciones del sistema climático general similares a las actuales, fundamentalmente al norte del territorio. Las anomalías mensuales de la temperatura en el trimestre enero-febrero-marzoen su conjunto, para las localidades estudiadas, presentan valores ligeramente superiores a los normales en el norte y noreste, y normales al sur del Rio Negro.

 Conclusiones

 Promediando para todo el trimestre enero-febrero-marzo, habria una tendencia en la temperatura media, a valores ligeramente por encima de los históricos, principalmente al norte y noreste, esperándose desvíos positivos en enero y valores normales para marzo.

 Es muy baja la probabilidad de que en el trimestre enero-febrero-marzo los acumulados mensuales de lluvia vayan a ser muy superiores a lo normal sobre el territorio uruguayo, teniendo en cuenta tanto la situación de fase neutra del evento ENSO como también la evolución más probable de las temperaturas superficiales del Atlántico al este del continente. Por ende, se espera que para el próximo trimestre las precipitaciones acumularán totales entre normales e inferiores a los normales, especialmente en las regiones Norte y Noreste. Esta situación será especialmente más probable en enero.

 REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1) Caffera R.M., S.Bello, J.P.Chiara, R.Pedochi, E.Sequeira. 1982. Condiciones Hídricas del Período octubre 1981- abril 1982. Enfoque Agrometeorológico" Departamento de Agrometeorología.- Dir. Nal. Meteorología. Anales de la 5a. Reunión Técnica-Fac.Agronomía., Montevideo.

2) Caffera R.M., M.Bidegain, J.G.Pedrosa. 1989. Informe Técnico sobre la Sequía 1988-1989. Recurrencia de las anomalías negativas de la precipitación. Fac. Hum. y Ciencias., Montevideo.

3) Bidegain M., R.M.Caffera..1989. Anomalías de la precipitación en la Región Sureste de América del Sur (Uruguay), asociadas con el fenómeno 'El Niño-Oscilación Sur'. Poster Session, IIIa International Conference on Meteorology of Southern Hemisphere, Buenos Aires, Noviembre.-

4) Caffera R.M., M.Bidegain. 1989. "La variación en los días con precipitación sobre Uruguay en relación con el fenómeno de 'El Niño-Oscilación Austral’ ". Poster Session III International Conference on Meteorology of Southern Hemisphere, Buenos Aires, Argentina.-

5) Bidegain M., R.M.Caffera .1991. Comportamiento de la precipitación en la región sureste de América del Sur (Uruguay), asociado con los Índices de Oscilación Sur (IOS) y El Niño (TSM). Anales del VI Congreso Argentino de Meteorología, Bs. As. Argentina.

6) Dir. Nal. Meteorología. (DNM).1996. NORMALES CLIMATOLOGICAS, PERIODO 1961 - 1990., Imprenta del Ministerio de Defensa Nacional. Depósito Legal 305.343-96

7) Pisciottano G., A. Díaz, G. Cazes, C.R. Mechoso ; 1994 ; "El Niño/Southern Oscillation Impact on Rainfall in Uruguay". J. Climate, Vol. 7, 1286-1302

8) Bidegain M., P. Krecl.1998. Comportamiento de la temperatura en el Sudeste de Sudamérica (Uruguay), asociado al fenómeno ENSO. VIII Congreso Latinoamericano e Ibérico de Meteorología y X Congreso Brasileño de Meteorología, Brasilia, 26 al 30 de octubre de 1998.

9) Díaz A. F., C. D. Studzinski and C. R. Mechoso, 1998: Relationships between precipitation anomalies in Uruguay and Southern Brazil and sea surface temperature in the Pacific and Atlantic Ocean. J. Climate, 11, 23-32.

10) World Weather Records. Mensajes mensuales CLIMAT de intercambio mundial. Dirección Nacional de Meteorología.

11) Caffera R. M., 2001. "Caracterización de las rachas de sequía sobre Uruguay durante la segunda mitad del siglo veinte mediante quintiles de precipitación." Sesión 5.A.9 referencia 47. IX Congreso Latinoamericano e Ibérico de Meteorología y VIII Congreso Argentino de Meteorología, Biblioteca Nacional, Bs. As., Argentina. 7-11 de mayo de 2001.

REFERENCIAS ELECTRONICAS

European Center for Medium-Range Weather Forecast (E.C.M.W.F.): http://www.ecmwf.int/html/seasonal/forecast

Center for Ocean-Land-Atmosphere Studies (C.O.L.A.- U.S.A.) : http://grads.iges.org/nino

International Research Institute for Climate Prediction (I.R.I.) : http://iri.ucsd.edu/forecast/index.html

National Oceanic and Atmospheric Administration(N.O.A.A., U.S.A.,):

http://nic.fb4.noaa.gov:80/products/predictions/experimental/bulletin/

Australian Bureau of Meteorology :

http://www.bom.gov.au/climate/ahead/ENSO-summary.shtml

Departamento de Meteorología Facultad de Ciencias:

http://meteorologia.fcien.edu.uy