TENDENCIAS CLIMÁTICAS PARA OCTUBRE, NOVIEMBRE y DICIEMBRE 2001

Mario Bidegain, R. Mario Caffera

bidegain@fcien.edu.uy    caffera@fisica.edu.uy

Departamento de Meteorología - Instituto de Física

FACULTAD DE CIENCIAS - Universidad de la República

Montevideo, URUGUAY

Montevideo, 2 de octubre de 2001.  



TRIMESTRES ANTERIORES
JUL-AGO-SET/2001
ABR-MAY-JUN/2001
ENE-FEB-MAR/2001
OCT-NOV-DIC/2000
JUL-AGO-SET/2000

1. Escenario Previo General

 

Las precipitaciones han resultado cercanas a las normales en gran parte del País, excepto sobre el noreste (departamentos de Tacuarembó, Rivera y Cerro Largo) donde una vez más se verificaron desvíos positivos importantes. La zona centro y litoral (Río Negro y Paysandú) y sureste (Maldonado y Rocha) experimentaron desvíos negativos (Ver Montevideo en figura 1).

El tercer trimestre del año mostró fuertes anomalías positivas de temperatura, especialmente durante el mes de agosto. Las cortas irrupciones de aire frío de finales de julio y mediados de setiembre no lograron compensar los largos periodos cálidos observados. Como resultado, los desvíos estacionales estuvieron alrededor de +2,3 ºC en el norte del País mientras que al sur los desvíos estuvieron en +1,7°C respecto de los valores de referencia (Ver Montevideo en figura 2).

Figura 1. Precipitación diaria y acumulada en Montevideo. (Fuente: CPC/NCEP)

Figura 2. Temperaturas medias y anomalías en Montevideo. (Fuente: CPC/NCEP)

2. Hipótesis de trabajo

Algunos modelos experimentales (Ver información en los sitios de N.O.A.A., I.R.I., C.O.L.A., E.C.M.W.F.), indican escasas probabilidades de que el sistema climático comience una fase cálida de ENSO a fines del 2001. La mayoría de ellos prevén la persistencia del actual estado neutro, e incluso uno infiere una vuelta a las condiciones de "La Niña". Los modelos experimentales de predicción de las anomalías de las temperaturas superficiales, por su parte, muestran de manera casi unánime condiciones normales hasta comienzos del otoño austral. Nuestro escenario de trabajo es que el fenómeno de "El Niño", no actuará sobre la variabilidad climática regional hasta al menos mediados del próximo año.

Durante la primavera y comienzos del verano, el territorio uruguayo está sometido no sólo al desarrollo y pasaje de sistemas frontales, sino también a desarrollos convectivos en forma de células aisladas o agrupadas en forma de "complejos convectivos de mesoescala". La lluvia originada por el pasaje de los sistemas frontales suma la mayor cantidad sobre la región en su conjunto. Sin embargo, el aporte de los complejos convectivos a finales de la primavera y verano puede ser determinante en regiones menores, pues suelen ser muy intensas. Una contribución al desarrollo de esos sistemas convectivos es el fuerte calentamiento superficial. Ello resulta especialmente evidente cuando ocurren temperaturas máximas diarias cercanas o superiores a 30°C, pero debido a que durante la primavera, la insolación es tan fuerte como durante el verano, también en esta estación intermedia la convección puede ser profunda. Las fuentes de humedad atmosférica de la región (Océano Atlántico, Pantanal, etc.) normalmente inducen tanto los profundos desarrollos convectivos como la intensa precipitación que de ello resulta.

En Uruguay, aunque la cantidad de precipitación no esté distribuida homogéneamente a lo largo del año, sus diferencias no determinan una estación seca propiamente dicha. Sin embargo, en primavera las estadísticas muestran uno de los máximos relativos de lluvia para casi todo el País. No obstante, la posición fronteriza del clima de la región (transición entre la vegetación de pradera de clima pampeano y el subtropical de bosque de pino Brasil del norte de Río Grande y Sta. Catarina), le hace lucir una gran variabilidad interanual.

Dentro de esa variabilidad interanual, una parte puede ser explicable en términos de consecuencias de fenómenos de interacción entre la Atmósfera y el Océano que ocurren en regiones distantes. Así se han podido establecer relaciones estadísticas relevantes entre la sucesión de fases cálida y fría del fenómeno ENSO por un lado, y los valores que toman algunas variables climáticas en distintas regiones de Uruguay por el otro (Caffera et al., 1989, Pisciottano et al.,1994 y Bidegain y Krecl, 1998). Y si bien este fenómeno no explica toda la variabilidad, es posible adelantar algunas perspectivas a plazo extendido.

En lo que sigue se toma como referencia estadística, las series mensuales del período 1950-2000 de las siguientes localidades: Artigas, Salto, Paysandú, Mercedes, Paso de los Toros, Treinta y Tres, Colonia, Estanzuela, Cerro Colorado (sólo para la lluvia), Carrasco y Rocha.

3. Escenarios más probables de Precipitación y Temperatura.

Los totales mensuales de lluvia para octubre, en un escenario de año neutro respecto al Fenómeno del El Niño, muestran una tendencia a estar por encima de lo normal en localidades del norte y litoral oeste. Sin embargo, en más del 70 % de los años en que se evidenciaron situaciones de anomalías positivas en la temperatura superficial del océano situado al este de Uruguay y en el golfo de Santa Catarina -tal como viene persistiendo desde mediados de otoño- las precipitaciones fueron mayores a lo normal en todo el país.

Para el mes de noviembre, la situación de totales de lluvia ligeramente por encima a las normales climáticas es la más probable.

Para diciembre el panorama no es tan claro como el de los meses anteriores. Las tormentas, ya sean individuales como formando complejos de mesoescala, suelen provocar importantes pero localizadas lluvias. En esas condiciones, una proyección desde la fecha de emisión de estas tendencias puede resultar azarosa. No obstante, existe una moderada probabilidad de que en este diciembre las condiciones de precipitación estén en torno a los valores normales en la mayor parte del país.

También en un escenario como el actual, es posible inferir, para el trimestre octubre a diciembre, una ligera tendencia hacia desvíos positivos (0.5 a 1.0°C) en la temperatura media, especialmente durante octubre y noviembre, en el litoral oeste y norte del País. El resto del País presentará condiciones en torno de lo normal o ligeramente por encima de lo normal.

4. Conclusiones.

Para el conjunto octubre-noviembre-diciembre, las precipitaciones totalizarán valores superiores a los normales principalmente en el litoral oeste y norte del País. Esta tendencia es más fuerte para el mes de octubre.

Respecto al campo térmico, existe una señal para el trimestre octubre-noviembre-diciembre hacia temperaturas más altas que lo normal. Este desvío sería más importante en el mes de octubre y noviembre, especialmente en el litoral oeste y norte.

5. Referencias Bibliográficas

(1) Bidegain M., R.M.Caffera..1989. Anomalías de la precipitación en la Región Sureste de América del Sur (Uruguay), asociadas con el fenómeno 'El Niño-Oscilación Sur.. Poster Session IIIa International Conference on Meteorology of Southern Hemisphere, Buenos Aires, Noviembre.-

(2) Bidegain M., R.M.Caffera .1991. Comportamiento de la precipitación en la región sureste de América del Sur (Uruguay), asociado con los Índices de Oscilación Sur (IOS) y El Niño (TSM). Anales del VI Congreso Argentino de Meteorología, Bs. As. Argentina.

(3) Bidegain M., P. Krecl.1998. Comportamiento de la temperatura en el Sudeste de Sudamérica (Uruguay), asociado al fenómeno ENSO. VIII Congreso Latinoamericano e Ibérico de Meteorología y X Congreso Brasileño de Meteorología, Brasilia, 26 al 30 de octubre de 1998.

(4) Caffera R.M., M.Bidegain, J.G.Pedrosa. 1989. Informe Técnico sobre la Sequía 1988-1989. Recurrencia de las anomalías negativas de la precipitación, Fac. Hum. y Ciencias., Montevideo.

(5) Caffera R.M., M.Bidegain. 1989. La variación en los días con precipitación sobre Uruguay en relación con el fenómeno de 'El Niño-Oscilación Austral'". Poster Session III International Conference on Meteorology of Southern Hemisphere, Buenos Aires, Argentina.-

(6) Caffera R.M., S.Bello, J.P.Chiara, R.Pedochi, E.Sequeira. 1982. Condiciones Hídricas del Período octubre 1981- abril 1982. Enfoque Agrometeorológico" Departamento de Agrometeorología.-D.N.M. (Dir.Nal.Meteor.). Anales de la 5a. Reunión Técnica-Fac.Agronomía., Montevideo.

(7) Dir.Nal.Meteorología. (DNM).1996. NORMALES CLIMATOLOGICAS, PERIODO 1961 - 1990., Imprenta del Ministerio de Defensa Nacional. Depósito Legal 305.343-96

(8) Pisciottano G., A. Díaz, G. Cazes, C.R. Mechoso ; 1994 ; "El Niño/Southern Oscillation Impact on Rainfall in Uruguay". J. Climate, Vol. 7, 1286-1302.

(9) World Weather Records. Mensajes mensuales CLIMAT de intercambio mundial. Dirección Nacional de Meteorología.

(10) Caffera R. M., 2001. "Caracterización de las rachas de sequía sobre Uruguay durante la segunda mitad del siglo veinte mediante quintiles de precipitación." Sesión 5.A.9 presentación Nº 47. IX Congreso Latinoamericano e Ibérico de Meteorología y VIII Congreso Argentino de Meteorólogía, Biblioteca Nacional, Bs. As., Argentina. 7-11 de mayo de 2001.

REFERENCIAS ELECTRONICAS

European Center for Medium-Range Weather Forecast (E.C.M.W.F.):

http://www.ecmwf.int/services/seasonal/forecast/index.jsp

International Research Institute for Climate Prediction (I.R.I.):

http://iri.ldgo.Columbia.edu/

Center for Ocean-Land-Atmosphere Studies (C.O.L.A.- U.S.A.) :

http://grads.iges.org/nino

National Oceanic and Atmospheric Administration (N.O.A.A., U.S.A.):

http://www.cpc.ncep.noaa.gov/

Bureau of Meteorology (Australia):

http://www.bom.gov.au

ENSO Index de acuerdo a la Japan Meteorological Agency (Referencia en F.S.U.):

http://www.coaps.fsu.edu/~legler/jma_index1.shtml